CENTRO OCUPACIONAL SAN ANTONIO DE PADUA (PROMINSUR)
CENTRO OCUPACIONAL SAN ANTONIO DE PADUA (PROMINSUR)

Tomates aliñados

TOMATES ALIÑADOS          
      
 Ingredientes: Tomates deshidratados, aceite,    
vinagre, sal, ajo, laurel, orégano, tomillo.      
      
 Una vez abierto conservar en frío. Peso esc.: 90g    
Peso neto: 200g 
                                                   Equivale a unos 700g de tomates frescos.


Comer tomates enteros reduce la probabilidad de sufrir cáncer prostático
Fuente: El Mundo Salud (8 de noviembre de 2003)
  
Hace tiempo que el licopeno, el carotenoide que da a los tomates su característico color rojo, saltó a la fama a raíz de los datos que mostraban su potencial protector de la glándula prostática frente al cáncer. Por este motivo, los suplementos dietéticos de este compuesto afloraron en los establecimientos y, de hecho, millones de varones en el mundo toman estas píldoras con la esperanza de librarse de este tipo de tumor.
Sin embargo, y tal y como ha ocurrido con otros elementos, un reciente trabajo ha echado por tierra las bondades de estos productos nutricionales y ha concluido que es el tomate entero (pulpa, semillas y piel) el que realmente ayuda a prevenir esta patología.
Los encargados del mismo, pertenecientes a la Universidad de Illinois y a la de Ohio (ambas en EEUU), alimentaron a tres grupos de ratas —a las que luego manipularon para que desarrollaran tumores en la próstata— con un placebo (sustancia sin actividad farmacológica), con licopeno puro o con tomate deshidratado en polvo, respectivamente.
Posteriormente, la muestra de roedores fue dividida en dos partes. Una siguió su dieta normal y la otra recibió un 20% menos del aporte calórico habitual. El propósito de esta medida fue observar si la restricción energética repercute o no en el proceso canceroso.

REVELADOR
Los investigadores comprobaron que los animales alimentados con tomate tenían un 26% menos de probabilidades de sufrir la enfermedad, mientras que las tabletas de licopeno y el placebo obtuvieron cifras similares a este respecto.
Asimismo, los beneficios del tomate se multiplicaban si, además, se unía una alimentación hipocalórica. En definitiva, «nuestros resultados sugieren que el tomate [y los productos que se elaboran a partir de él, como las salsas o las sopas] puede ser más efectivo a la hora de inhibir la carcinogénesis prostática que los suplementos con licopeno puro», escriben los autores en sus conclusiones. Sin embargo, e sto no quiere decir que el carotenoide no tenga el valor que se la ha dado hasta el momento. Simplemente, «debe haber otros fitoquímicos de la hortaliza, además del licopeno, que son eficaces en este sentido», aclaran.
Estas sustancias incluyen fenoles, polifenoles, vitaminas, folatos y otros carotenoides; y los investigadores opinan (igual que el resto de sus cole gas en relación a otros compuestos que en su día también se lanzaron en botes de pastillas para prevenir diversas patologías) que es la interacción de todos estos elementos lo que realmente reduce las posibilidades de que el varón desarrolle un cáncer prostático. Finalmente, y a la vista del fiasco con estos complementos nutricionales, los científicos proponen focalizar los esfuerzos en investigar «las intervenciones basadas en el tomate en sí y en el aporte energético de la dieta mientras otros ensayos clínicos simultán eos evalúan el riesgo y el beneficio de los suplementos de licopeno».                                                                                                            
Y es que, tal y como recuerda el editorial que acompaña al estudio, firmado por dos especialistas de las universidades estadounidenses de Maryland y Chicago, no es la primera vez que se aviva el debate sobre si es lo mismo procurarse una buena salud recurriendo a los complejos nutricionales o, en su lugar, optar por una dieta sana y equilibrada.

DUDAS
Dado que parece haber quedado bastante claro que la segunda opción es la más efectiva, estos expertos también recuerdan las consecuencias negativas que en ocasiones ha acarreado el exceso de confianza que se deposita en las píldoras.
Cabe recordar que durante un tiempo se proclamaron los beneficios del betacaroteno contra el cáncer de pulmón. Luego se comprobó que no sólo no ejercía ningún beneficio en este sentido sino que, además, eran perjudiciales para los fumadores.
«El licopeno no se ha empleado lo suficiente como para conocer estos                                           
detalles», apuntan los editorialistas, que también condenan la visión reduccionista que tiende a atribuir a un sólo elemento los beneficios o perjuicios frente a una patología, cuando cada vez hay más evidencias de que los alimentos son un compendio de sustancias que interactúan para desencadenar un mecanismo determinado.
Por otro lado, la revista 'Neurology' va a publicar un trabajo que revela que las dietas ricas en vitamina C reducen espectacularmente el riesgo de sufrir un infarto cerebral, especialmente en el caso de los fumadores. Sin embargo, los responsables del mismo no han observado este beneficio en las pastillas de ácido ascórbico (nombre que también recibe este elemento) y demás antioxidantes que se comercializan habitualmente.

Contacto

Asociación Prominsur
Calle Los Llanos, S/N
38600 Granadilla

 

Puede llamarnos al siguiente número de teléfono:

 

922772266

 

Puede contactarnos a través de nuestro formulario de contacto.

Síguenos en redes sociales

Facebook

Twiter

Recomendar esta página en:

Con la colaboración de:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Prominsur 2017